Adaptar patrones – una guía rápida

 

 

 

Después del artículo de la semana pasada sobre la elección de lanas para un proyecto  me parece muy oportuno enlazarlo con otra cuestión que es la de adaptar patrones.

Aquí me refiero a ajustar las medidas, a hacer cálculos matemáticos y toda esta milonga. 

Por varias razones los tamaños de los patrones pueden no cuadrar, así que tenemos que adaptar el patrón original a nuestras necesidades.

Hay muchas razones diferentes por las que puedes querer cambiar el tamaño de una prenda de punto. Tal vez los originales que se ofrecen no se ajusten a ti, o tienes una lana diferente y el peso no es exactamente el mismo.

Voy a intentar hacer un pequeño resumen de pasos que a mi siempre me funciona y verás que no es nada del otro mundo.

Problema detectado, problema solucionado

 

 

Si has encontrado un modelo que te gustaría tejer, pero los tamaños proporcionados o la lana no es exactamente la misma, puedes adaptar el modelo muy fácilmente.

No obstante, hay que comprobar primero cuál es el problema.

Antes de empezar cualquier prenda nueva de punto, lo principal es realizar la muestra ( gauge en inglés).

Sé que a la mayoría de las personas no les gusta hacer muestras. Parece un montón de trabajo extra que no necesariamente garantiza que tu prenda te quede bien.

Ya sé que lo repito mucho y soy muy pesada con ello, pero realmente es la clave para solucionar muchos problemas.

Lo de trabajar “a ojo” o fiarse solamente de la etiqueta debería pertenecer definitivamente al pasado.

 

La muestra:

  • se teje en plano si vas a tejer la prenda en plano, y en circular si vas a tejer un jersey en circular.
  •  siempre debes realizarla en el tipo de punto que mayoritariamente utilizarás en la prenda.
  •  debe ser de tamaño  más grande que un cuadrado de 10 cm x 10 cm. Cuanto más grande, más fiable será la muestra.
  • siempre medimos la muestra ahormada.

 

Si quieres tejer un jersey con el hilo original en uno de los tamaños indicados, debes siempre comprobar tu muestra con la de las instrucciones. Recuerda que no tejes con la misma tensión, y la tensión de la etiqueta es un término medio.

Si no coincides, debes cambiar el tamaño de la aguja a menor o mayor según tu primer resultado.

Si deseas cambiar el tamaño, el corte, o el hilo para que el resultado sea perfecto antes deberás realizar algunos trabajos preparatorios.

Ajustar el tamaño

 

 

En principio, es recomendable comparar los datos de las medidas del patrón seleccionado con tu jersey favorito. Si tienes alguna duda sobre tu talla, aquí tienes una mini guía de como tomar las medidas del cuerpo.

Haz un croquis de la prenda y ves apuntando medidas para poder comparar con el patrón. Si lo prefieres algo más largo, más corto, más ancho o más estrecho, tendrás que hacer ajustes y recalcular los datos estratégicos del patrón.

Te recomiendo observar las instrucciones originales. Muchas veces, en caso de tejer con un hilo diferente, comparando nuestra muestra con el original podemos simplemente tejer un tamaño por debajo o por encima de nuestro tamaño usual.

 

Cada cuerpo es diferente

 

 

Si tienes brazos largos…

 probablemente encuentres que la mayoría de las mangas son demasiado cortas para ti.

Es muy simple hacer un ajuste de patrón para brazos largos, ya que simplemente estás agregando algunas vueltas. No obstante debes asegurarte de que la forma es la correcta. Los aumentos o disminuciones de la manga hay que espaciarlos de manera uniforme.

Si tienes un torso corto…

 tendrás que reducir el largo. Para eso mide tu largo desde la axila hasta donde quieras que llegue tu prenda.

Si el jersey es recto sin forma, es fácil. Todo lo que necesitas hacer es tejer unas vueltas menos de lo que sugiere el patrón antes de dar forma a la sisa.

Sin embargo, si estás tejiendo un patrón que le da forma a la cintura, es un poco más complicado porque necesitas que la cintura esté en el lugar correcto. En este caso habrá que hacer un poco de matemáticas.

A menudo en un patrón el contorno de pecho es aproximadamente el mismo que el de las caderas.

Muy a menudo ese no es el caso de muchos cuerpos. Si tus caderas son más grandes que tu busto, será una buena solución hacer la parte de la cadera un poco más ancha.

Este tipo de disminución o aumento, según si vamos tejiendo de arriba hacia abajo o viceversa, debe hacerse de forma uniforme para que no abulte.

Todas estas pequeñas modificaciones puedes hacerlas tu misma utilizando una fórmula matemática simple.

La regla de tres

 

 

La regla de tres es el recurso más sencillo que puede haber a tu alcance para calcular las medidas en puntos y vueltas.

Tu muestra te indicará cuántos puntos y vueltas necesitas para tejer 10 cm en lo alto y en lo largo.

Ejemplo de muestra: 16 pts y 24 v = 10 x 10 cm.

Por lo tanto, necesitas:

  • 16 puntos para 10 cm; 1,6 puntos para tejer 1 cm.
  • 24 vueltas para 10 cm; 2,4 vueltas para tejer 1 cm.

 

En la siguiente ilustración abajo veremos un ejemplo de un jersey infantil. Vamos a convertir, con la regla de tres, los datos de la primera talla en puntos y vueltas.

 

adaptar-patrones

 

  • Circunferencia cuerpo: (16 pts X 51 cm) : 10 cm = 81,6 – redondeado a 82 puntos.
  • Altura hasta la sisa: ( 24 v x 15 cm ) : 10 cm = 36 vueltas.
  • Largo de la manga: ( 24 v x 14 cm) : 10 cm = 33,6 – redondeado a 34 vueltas.
  • Circunferencia de la manga: ( 16 pts x 16,5 ) : 10 cm = 26,4 – redondeado a 26 puntos.

 

Así funciona la regla de tres. La puedes utilizar de esta manera si tu muestra de tensión (gauge) es diferente de la tensión original del patrón.

Simplemente vas calculando los datos de referencia para la prenda.

Si el resultado de los cálculos no arroja números enteros, redondea como te parezca más conveniente. Al final, esa diferencia resulta prácticamente inapreciable.

Aumento de la manga

 

 

Partiendo de la misma muestra de tensión ( 16 pts x 24 v) vamos a ver unos cálculos diferentes. En este caso queremos saber los aumentos de la manga.

Empezando con 8,5 cm (= 14 puntos) del puño voy a aumentar hasta los 16,5 cm (= 26 puntos) a lo largo de los 14 cm (=34 vueltas) .

 

adaptar-patrones

 

 

 

Esto significa que en 14 cm (34 vueltas) aumentaré 8 cm en el ancho = 12 pts en total (redondeados).

El cálculo lo hago de la siguiente manera:

  • Circunferencia de la manga – circunferencia del puño = el número de puntos a aumentar.
  • 26 pts – 14 pts = 12 pts a aumentar en 34 vueltas(=14 cm de la manga)

Ahora necesito calcular cada cuantas vueltas voy a aumentar.

Los aumentos para que nos salgan bonitos se hacen de manera uniforme. Además sabemos que en cada vuelta de aumento, tejemos en plano o circular, añadimos 2 puntos en los 2 lados de la manga. Por consiguiente divido los 12 puntos que voy a aumentar por 2.

Con esto sé que haré 6 vueltas de aumento. Sólo falta dividir el total de vueltas por 6 vueltas de aumento:

  • 34 vueltas : 6 vueltas de aumento = 5,6

Tendría que redondear las vueltas. En nuestro caso haría:

  • 1er aumento de 2 pts en la 4ª vuelta
  • 5 veces  2 pts (1 punto de cada lado) cada 6 vueltas

 

 

Esta manera de calcular los aumentos la podemos aplicar para calcular las disminuciones o la necesidad de alargar o acortar las mangas, el cuerpo y rehacer el espacio de los aumentos o menguados.

Punto fantasía

 

Repeticiones, dibujos y reparto de espacios

Si estás tejiendo una prenda en la que vas a incorporar repeticiones de puntada ( trenzas, calados, etc.), deberás tenerlas en cuenta a la hora de calcular el número de puntos y de vueltas.

Si la repetición es de 4 puntos y de 8 vueltas, el total de puntos deberá ser divisible por 4 y de las vueltas por 8.

Si alargas el cuerpo éste tendrá algún motivo, deberás mirar las proporciones y reubicarlo si hace falta.

En ocasiones, lo único que se puede hacer es intentar encontrar el equilibrio entre las medidas y los dibujos. Para ello será necesario adaptar las medidas o el dibujo. También en este caso es recomendable echarle un vistazo a las instrucciones originales.

Sobre todo, puede resultar útil establecer una comparación entre los diferentes tamaños. Si quieres tejer algún dibujo o dividir el espacio, lo mejor es que coloques la prenda sobre su patrón y calcules la posición exacta aplicando de nuevo la regla de tres; también puedes colocar la prenda que estás tejiendo sobre el patrón y guiarte por el dibujo.

Un último consejo…

No se puede hacer suficiente hincapié en la importancia de realizar una muestra antes de empezar a tejer. De ella depende todo el trabajo y, en definitiva, el resultado. Pero tejer debe ser divertido y relajante, así que ¡no te esfuerces por hacer el doctorado! 😉

Y algo de improvisación, tampoco viene mal. Hay cuellos, chales o bufandas donde la muestra de tensión no tiene la menor importancia…

 

 

Happy knitting

 

 

Justina

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment