Chal Chururu – tejereto3palabras

 

 

 

Siempre siento una ilusión particular cuando los tejedores se aventuran a probar y a diseñar. Es una señal que nuestra comunidad está creciendo, hay cada vez más interés relacionado con el tejido manual. Cada vez más hay iniciativas bonitas, gente que se anima a contar sus experiencias de los proyectos en los canales de YouTube o teje-escuelas. Qué bien!  Hace unos meses me escribió Vanessa del podcast ” Con mochila y punto” y me pidió unas madejas para un proyecto muy divertido el #retoteje3palabras.

En seguida dije que sí!

 

¿Quién es Vanesa?

Aquí ella misma se presenta:-)

“Mi nombre es Vanessa, madrileña viviendo en Menorca, y dos de mis pasiones son viajar y tejer. Empecé haciendo ganchillo, pero hace algo más de año y
medio descubrí las agujas circulares y Ravelry, y mi perspectiva cambió. Empecé a tejer en circular, a ver podcast de tejido y a interesarme cada vez
más por las fibras. Esta pasión me ha llevado a diseñar mi primer chal, el Chal Chururu, dentro del #retoteje3palabras, con el que pretendo que recorras
conmigo el Salar de Uyuni, mientras te refrescas con un delicioso smoothie de
sandía.
Si quieres conocerme un poco mejor, búscame en IG como @mochileratejedora o en mi podcast de tejido “Con mochila y punto”.

Podcast de Vanessa

¿Qué es el Tejereto3palabras?

 

El #retoteje3palabras o #knit3wordschallenge dio la oportunidad, a los podcasters de habla hispana, de crear un complemento handmade a partir de tres palabras elegidas al azar, que fueron “intensidad, colores que saben a buen tiempo y el Salar de Uyuni (Bolivia)”. Está organizado por @beagleknits y @merinoferoz.

Sobre la inspiración del Chal Chururu

por Vanessa Casal

 La inspiración del Chal Chururu surgió, como no podía ser de otra manera, de un viaje. Me vi de nuevo recorriendo Asia de mochilera y olvidando por un momento la tremenda humedad tomando un smoothie de sandía… Esos son los colores que me saben a buen tiempo, y esos son los colores de mi chal. Con ellos, te quise llevar de viaje por el Salar de Uyuni, que recorrerás a lo largo del diseño. Empezarás en la isla de Incahuasi, o casa del Inca, que alberga la mayor concentración de cactus gigantes del planeta, para continuar visitando la laguna colorada, lugar de cría de los flamencos andinos y acabar en el salar propiamente dicho, con el reflejo de las montañas de sal que surgen con la evaporación del agua en la estación seca. Y una visita al Salar no puede terminar sin divisar la flora y fauna del mismo, y ahí entran en juego los cactus y los flamencos, o chururus, que le dan nombre al chal.

Se trata de un chal triangular asimétrico con cuatro secciones y tres secciones de transición, que evoca la textura, la intensidad y la flora y fauna del Salar de Uyuni, en Bolivia.
El chal se empieza por un extremo, y va aumentando por el lado derecho mientras disminuye por el lado izquierdo, para conseguir que el tejido quede al bies.

Es un diseño apto para principiantes, con tutoriales que te ayudarán en todo momento a tejerlo y a viajar con tus agujas.

Lo podrás encontrar en mi tienda de Ravelry (Vanessa Casal).

Nos encanta la inspiración de Vanessa!

En su podcast te contará muchos más detalles del reto y del chal. Nosotros desde Feliz y Punto estamos muy contentos de poder hacer parte de este bonito reto tejeril. Tan solo con leer las palabras de Vanessa nos han entrado las ganas de ver más fotos del lugar tan mágico que es el Salar! Esto ha ayudado en averiguar más información para poder elaborar unas bonitas sugerencias cromáticas para tu chal.

Según el combo que elijas, conseguirás un Chururu inspirado íntegramente en los colores de Bolivia.

¿Te animas a viajar con nosotras?

 

 

Feliz viaje tejeril!

 

Vanessa y Justina

El podcast de los nervios:-) Viva Chururu!!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment