Degradados y cambios de colores –

Comfort Fade Cardigan de Andrea Mowry

 

 

A principios de octubre decidí tejer el Comfort Fade Cardigan de Andrea Mowry.

Necesitaba urgentemente una chaqueta de punto sencilla, versátil y, ante todo, cómoda. Una que combinara con todo mi guardarropa y que me proporcionara una libertad de movimientos imprescindible con los niños.

Le eché el ojo hace tiempo, pero entre pitos y flautas, tejer para los niños y algunos antojos tejeriles, la fui posponiendo. Hasta que en uno de los post, en el grupo de tejer, se ha despertado un cierto interés para compartir el proyecto en un teje-juntas.

Me gusta la forma desenfadada de la chaqueta con su manga raglán, generoso y estilizado cuello de vueltas cortas.

Todo el secreto de esta prenda de construcción sencilla es el degradado de colores. El punto jersey revertido crea un precioso tejido de colores difuminados.

Una chaqueta única y exclusiva.

Al valorar el nivel de dificultad le doy “apto” para  quienes no tenéis demasiada experiencia en punto.

Lo que tienes que saber es: tejer del derecho y revés, hacer aumentos y disminuciones ( lo que se soluciona con vídeos de YouTube), tejer en circulo y las temidas vueltas cortas. Estas, os lo aseguro, son las más sencillas que jamás he tejido.

Elección de colores

 

 

Sin duda hay opciones de color, como personas en el planeta. El patrón pide 4 colores de lana DK (aproximadamente 230m/100gr) para ir haciendo el “fading“.

Y¿qué es exactamente el “fading“?

El “fading” significa degradado, difuminado o sombreado de color.

  • En la materia de tejer hablamos de un tejido trabajado con al menos 3 madejas de hilo, cada una en un color diferente.
  • Los colores deben complementarse y pasar de uno a otro. Estos pueden ser todos de la misma familia de colores, de claro a oscuro ( aquí hablaríamos de un degradado “ombré“).
  • o pueden pasar drásticamente de un color a otro muy diferente.

Cuantos más colores utilices, más opciones tendrás para cambiar entre ellos. Las lanas teñidas a mano que llevan vetas de diferentes colores ayudan a crear efectos muy bonitos, únicos y agradecidos. Los cambios de color son menos bruscos y se evitan escalones de colores.

A tener en cuenta…

 

La elección de los colores es posiblemente la parte más difícil de un proyecto y hay que meditarla bien. Aquí me gustaría ayudaros con algún criterio:

  • En primer lugar, decide si quieres colores fríos o cálidos, si quieres degradado con contraste o suave, clásico o sorprendente. Una vez decidido esto elige un color principal, dentro de la familia, alrededor del cual irás buscando colores complementarios.

 

 

Os enseño un ejemplo de degradados clásicos: el color fuerte se difumina en suave.

 

degradados

 

 

Los ejemplos de degradados sorprendentes: un color se difumina y pasa progresivamente a otro.

 

 

degradados

 

 

  • En segundo lugar, los hilos con muchas vetas o motas de color ( los “speckels“) dejan muchas opciones y libertad para cambiar de un color a otro, ya que puedes hacer coincidir las vetas y los colores principales de los hilos. De esta manera el degradado saldrá más suave y armonioso.
  • Ver los colores juntos ayuda enormemente a ver cómo cambian de uno a otro. Si compras online, deja aconsejarte por la tienda, ya que viendo los colores en pantalla y por separado el decidir no siempre es fácil.
  • Revisa en Ravelry los proyectos de otros tejedores que siempre son una buena fuente de inspiración, así puedes estrechar tu criterio y ver que combinaciones funcionan y te resultan agradables.

 

Cuando empecé a imaginar el cárdigan, pensaba en unos colores ocres y gris. Es una combinación muy agradecida y espectacular. Sin embargo, cuando una amiga también me pidió un kit así, decidí aventurarme con los azules para no repetir color.

Por cierto me requetechifla el azul y tejo más bien poco en este color.

Aquí os enseño algunas combinaciones para hacer el Comfort Fade Cardigan. Estos son los colores de Emilia, Asun y Laura que tuve el gusto de preparar:

Mis azules

 

 

Al principio creé 4 colores como pide el patrón. Tejí mi muestra de tensión para verificar la aguja. Sin embargo, no tejí la muestra degradada y que recomiendo mucho para realmente comprobar que los colores nos resultan en una imagen que nos guste.

Lo que me pasó en este proyecto es que no me acababa de gustar el resultado. No me convencía el escalón entre los 2 colores, así que tiré del hilo y decidí volver a teñir.

Aquí os enseño los colores de salida y los del final ( los restitos):

 

degradados

 

Acabé por tejer con 6 colores y modificar la receta del degradado. Las diferencias de colores puede que no sean significantes, no obstante el tejido conseguido me gusta más.

Entre el color 1 y 2 ( de la izquierda a la derecha) teñí un color intermedio y entre el color 2 y 3 también un color con más vetas de colores.

 

 

 

Lo que me pasó con mis colores al fin y al cabo me sirvió como experiencia para elaborar las combinaciones de las compañeras.

Esta es la muestra del degradado de Asun. Se puede apreciar perfectamente la disposición de cada color y de lo armonioso que le va a quedar.

 

 

Los dos métodos para tejer degradados bonitos

 

 

  1. Antes de existir las lanas artesanas multicolor muchos proyectos se realizaban con doble hilo. Con este método, puedes conseguir el degradado de color muy suave.

Y así es como funciona:

Se teje una sección con doble hilo de un color.

En la siguiente sección uno de los hilos cambia a otro color. Se tejen unas cuantas vueltas con hilo doble de ambos colores.

Luego continúas el trabajo con doble hilo del nuevo color. Aquí puedes determinar la longitud de las secciones en sí mismas: para un curso uniforme los juegos pueden tener la misma longitud.

También se puede hacer que la sección, que se crea con dos colores diferentes, sea más corta.

Para que este método de buen resultado hay que elegir hilos no demasiado gruesos. O al menos tener en cuenta el grosor final del tejido que queremos producir. Esta manera abre juego a la fantasía, ya que los grosores y calidades entre los hilos pueden ser diferentes.

Este mismo degradado hecho con diferentes puntadas:

Créditos: Imágenes cortesía de: 10rowsaday.com

Bloques

 

 

Otra manera de conseguir un degradado es creando bloques de color. La diferencia de un color al otro debe ser bastante sútil.

Como ejemplo sirve este cárdigan creado por la marca Lang Yarns:

 

 

 

 

También podemos conseguir un cambio de color más suave y sin gran escalón si vamos alternando los dos colores durante varias vueltas antes de seguir tejiendo con un solo color.

En el Comfort Fade Cardi esta  manera es muy equilibrada y crea un divertido tejido sin que se vea el cambio de manera abrupta..

 

Degradados en un ovillo

 

Desde hace 2 años aproximadamente la tendencia de degradados supe aprovechar la industria lanera.

Si quieres hacerte un chal y olvidarte de peleas con los colores, elige simplemente uno de estos ovillos con un degradado “ready to knit“. Tienes casi para todos los gustos y colores:-)

Casi todas las marcas comerciales ofrecen hoy en día una amplia gama de ovillos degradados.

Abajo veis unos ovillos de DMC y Scheepjes.

 

Y para terminar…

 

 

Os dejo algunos enlaces a patrones que utilizan el degradado de una u otra manera. Puede que haya alguna inspiración para probar el juego de colores;-)

 

 

 

Happy Knitting

 

 

Justina

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment