Elegir lana para un proyecto – una guía

 

 

En nuestros últimos retos y “teje juntas” me he dado cuenta que muchas veces nuestro problema más inmediato, al iniciar un nuevo proyecto, es la elección de la lana.

Quizás, al no tener claro del todo, el criterio que te guíe por la jungla lanera te resulta difícil elegir o a veces incluso desistes del proyecto porque no encontraste la lana.

Espero que esta breve guía te despeje alguna duda y que a partir de ahora el panorama pintará mejor.

 

Los principales y más importantes criterios que empleo para elegir mis lanas son los siguientes:

 

  1. Recomendación del patrón.
  2. La prueba tensión (ingl: gauge).
  3. El peso ( ingl:weight).

Luego en segundo plano me fijo en:

  1. La caída.
  2. Color y textura.
  3. Composición de la fibra.

Elige la lana recomendada por tu patrón.

 

 

La mayoría de los patrones recomiendan un tipo de lana específica.

Es importante tener en cuenta esta sugerencia y seguirla, siempre y cuando sea posible.

Usar una lana diferente puede alterar completamente el patrón en las dimensiones y aspecto general. Además, debido a que las diversas lanas tienen una elasticidad diferente, es posible que se te acabe la lana mientras tejes lo que es una pesadilla para cualquier tejedora.

  • Se previsora y asegúrate de comprar una madeja u ovillo extra.
  • Si vas a sustituir la lana, asegúrate de usar una de elasticidad similar. Entre las lanas no elásticas están la seda, el lino, el cáñamo, la alpaca, el tencel, el bambú, el algodón y el rayón.

El gauge- la prueba de tensión

 

 

La prueba de tensión (GAUGE) es uno de los criterios más importantes que debemos comprobar antes de empezar nada.

 

¿Qué es exactamente el gauge?

El gauge se compone de tres cosas:

  • tamaño de la aguja
  • peso del hilo o de la lana
  • tu tensión al tejer.

Esta última la puedes controlar, pero las primeras dos no.

Cada ovillo de lana trae una información importante que debes tener en cuenta:

  • el tamaño de las agujas
  • el  número de puntos y filas que necesitamos para obtener un cuadrado de 10 cm x 10 cm con las agujas sugeridas.

Si tejes la muestra siguiendo las indicaciones, la ahormas (leer más) , y te cuadra con las indicaciones de patrón, estupendo!

Pero atención! Aunque dos tejedoras hicieran la misma prueba utilizando las mismas agujas, y la misma lana, posiblemente no obtendrían dos muestras iguales. Es muy importante hacerte tu prueba, antes de empezar a tejer tu prenda de punto.

Y si no acierto ¿qué debo hacer?

  • Puedes cambiar el tamaño de la aguja, si tu muestra es más grande o más pequeña y valorar el resultado tras el cambio.
  • Si utilizas una lana diferente y no te cuadra la muestra o los resultados son insatisfactorios, será mejor buscar otra lana.

El peso de la lana.

 

 

Los pesos del hilo y la lana se refieren al grosor de los mismos.

Los proyectos de punto requerirán un cierto grosor de lana que debes usar si deseas que tu proyecto tenga las mismas dimensiones, y un aspecto similar al resultado final.

Tanto el peso como el tamaño de aguja vienen recomendados en la etiqueta del producto.

Si un patrón indica una lana de peso especifico, es mejor seguir las instrucciones y no salirse del rango. Cualquier cambio influirá en el resultado final.

Ciertos pesos funcionan mejor para ciertos proyectos.

Cuando trabajes con diferente peso, asegúrate de utilizar también el tamaño correcto de aguja y de ganchillo para ese tipo de lana.

 

LACE: Uno de los hilos más finos. Estos se utilizan para chales ligeros y aireados con patrones de encaje y calados.

FINGERING: Se usa comúnmente para los chales. Este peso es ligeramente más grueso que el anterior LACE.

SPORT y DK: dos veces más grueso que el hilo FINGERING. El más adecuado para los calcetines y jerséis finos.

WORSTED Y ARAN: Posiblemente el mejor hilo para usar en casi cualquier proyecto. Es ideal para principiantes, ya que es fácil de tejer.

ARAN es un poco más pesado que el WORSTED, pero ambos pueden usarse en una gran variedad de proyectos.

BULKY Y CHANKY:  El resultado final es voluminoso y grueso. Sin embargo, no para patrones intrincados, el hilo es demasiado grueso para eso. Ideal para proyectos rápidos.

 

La caída

 

 

Al elegir tu patrón debes decidir el tipo de caída que tendrá tu prenda. En cada tipo de punto hay preferencias de fibras, simplemente porque garantizan el resultado. El punto brioche , a modo de ejemplo, no funciona con las lana corredizas y pesadas.

Hay tipos de patrones que necesitan una fibra de proteína ( lana, alpaca o seda ) para ser ahormados con éxito, como por ejemplo los chales calados. Estos materiales tienen “memoria” y mantienen la forma de manera duradera. 

Antes de empezar, tómate el tiempo para valorar este criterio. Muchas veces nos espantan los precios de los materiales. Pero francamente, el dinero invertido valdrá la pena y disfrutarás por mucho tiempo la prenda que confeccionarás con mucha dedicación y cariño.

Si tienes dudas, consulta algunos de los foros en internet, o la propia diseñadora de la prenda para que te ayuden a elegir y decidir.

También está bien experimentar un poco por tu cuenta. En mis proyectos lo hago muy a menudo, pero soy consciente que corro un cierto riesgo. Los experimentos pueden salir bien o no, pero siempre es interesante aventurarse. Una de mis aventuras fue el Rosewater Chal.

Color y textura

 

 

Finalmente están los demás criterios a tener en cuenta: el color y la textura de la lana.

 

 

El color

Muchas veces nos encaprichamos de un color.

Trabajar con lanas de colores requiere que pienses de manera lógica: cuanto más colorida sea tu lana, más simple debe ser el punto.

Los colores brillantes o inusuales pueden desviar la atención u ocultar un trabajo complicado, así que toma en cuenta esto cuando vayas a escoger lana de colores para trabajar con tu patrón.

  • Elige lana de un solo color para hacer que la textura y la forma de tu proyecto resalten.
  • Si vas a trabajar con patrones al estilo Fair Isle ( jacquard ), elige lanas lisas que contrasten.
  • Considera usar lana teñida a mano para conseguir el efecto acuarela.
  • Si eres principiante, no experimentes con las lanas de estilos inusuales. La lana regular es más agradecida y fácil de tejer. Aprenderás mejor a detectar errores o simplemente entender lo que tejes.

 

La textura

Ciertas lanas o hilos carecen de elasticidad y podrían no funcionar con el patrón que quieres usar.

  • Tanto las lanas de algodón como las de seda tienen muy poca elasticidad.
  • Las fibras animales son cálidas, ligeras y muy agradecidas para tejer y obtener resultados satisfactorios.
  • Las fibras vegetales son fuertes, duraderas y transpirables, por lo que son ideales para prendas de primavera y verano.
  • La lanas de fantasía, con pelillos, bultitos  o compuestas por varias hebras diferentes pueden ser difíciles de trabajar. Esto en el sentido de elección del patrón o de la puntada. Las prendas resultan rápidamente cargadas y pesadas. Aquí, menos es más.

La composición de la fibra

 

 

La lana o hilo no tienen que ser costosos, pero a mayor calidad, mejores resultados conseguirás en tu proyecto.

Las principales fibras son:

  • Fibras naturales

    Estas provienen de vegetales o animales que se dejan hilar, tales como el algodón, lino, seda, lana. Es una opción sostenible, ya que reduce los desechos, propiedad que la convierte en un recurso renovable.

  • Fibras artificiales

    Son manufacturadas por el hombre a partir de materia prima natural, como la celulosa generalmente obtenida de la pulpa de la madera, de proteína animal o vegetal, las cuales son sometidas a procesos físico-químicos. Algunas fibras artificiales conocidas son el rayón, la viscosa y el acetato.

  • Fibras sintéticas

    Se obtienen por síntesis de diversos productos derivados del petróleo como el poliéster, el nylon o spandex. Es decir, esta fibra es enteramente química, y tanto la elaboración de la materia prima como la fabricación de la hebra o filamento, son productos elaborados por el hombre.

 

No se pueden comparar lanas de distintos materiales ya que unas serán más costosas que las otras.

Lo que puedes comparar, son lanas hechas del mismo material. (Aquí puedes leer más sobre lana merino o alpaca).

Cualquiera que sea el hilo que elijas, recuerda que lo vas a ver durante mucho tiempo.

Cientos de metros pasarán a través de tus dedos a medida que tejas tu proyecto especial y único.

Asegúrate de que lo que elijas vale la pena tu esfuerzo. No siempre tienes que gastar más dinero para obtener una buena calidad, pero si lo haces, te ahorrarás  dolores de cabeza y tendrás una prenda o proyecto hermoso con el que presumir.

Ravelry

 

 

Un recurso inspirador y salvavidas es la plataforma Ravelry, donde cada proyecto viene provisto de una base de datos sobre las lanas alternativas posibles a utilizar. Lo bueno es que puedes ver directamente los resultados de las diferentes lanas empleadas en el proyecto de tu interés.

Muchos patrones utilizan hilos y lanas que no se pueden comprar en nuestro país. Ahí, gracias a la colaboración de todos los tejedores y las notas sobre los hilos, cada día aumenta la base de datos que socorre a los tejedores.

Además dispones de la base de datos general donde puedes iniciar una búsqueda y estrechar el criterio ( ver imagen abajo).

Socorro, me falta la etiqueta!

 

Es muy raro que pase, pero nada es imposible en esta vida. Hay un método que sirve para averiguar el peso de la lana.

Este método se llama WPI- WRAP PER INCH

WPI (wrap per inch) significa vuelta por pulgada.

Es útil para identificar el peso del hilo si falta la etiqueta.

Para medir el hilo en vueltas por pulgada (o WPI), necesitas una regla y algo para envolver el hilo que tenga una circunferencia consistente, como por ejemplo un lápiz.

Comienza a envolver el hilo alrededor del lápiz unos centímetros. El hilo debe estar ajustado, y las vueltas deben colocarse una al lado de la otra sin superposición, o grandes espacios entre las hebras. No estires del hilo demasiado para evitar sesgar las medidas. Si no estás segura de tu tensión, practica con un hilo del que sepas el peso.

En el vídeo puedes ver como se hace. El vídeo es en inglés, pero las imágenes te dan la idea de como hacerlo.

 

Peso del hilo WPI

0 Lace /Fingering (Aguja:1.5–2.25mm), Vueltas: 30-40+
1 Super Fine, Sock, Fingering, Baby (Aguja: 2.25-3.25 mm), Vueltas: 14-30
2 Fine,Sport,,Baby (Aguja: 3.25-3.75mm),  Vueltas: 12-18
3 Light, DK,Light Worsted (Aguja: 3.75-4.5mm), Vueltas: 11-15
4 Medium, Worsted,,Afghan,Aran (Aguja: 4.5-5.5mm), Vueltas: 9-12
5 Bulky (Aguja: 5.5-8mm),  Vueltas: 6-9
6 Super Bulky(Aguja: 8- 12.75mm),  Vueltas: 5-6
7 Jumbo, Roving (Aguja: 12.75- +),  Vueltas:1-4
Tabla según : Yarn Council

Método WPI

No tenía previsto hacer una entrada tan extensa, pero ya me conocéis un poco, y según que asunto el pim-pam no me va.

Espero que os llevéis alguna cosita provechosa de estos consejos para completar lo que ya sabéis.

¿A lo mejor tienes alguna sugerencia o quieres compartir como lo haces tú en tus proyectos?

 

 

Happy Knitting

 

 

Justina

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment