Instantáneas de febrero – desafíos tejeriles y otros

El febrero se me ha pasado en un plas.

Claro, ha tenido solamente 28 días. Días fríos y poco agradables para estar fuera.

Sin embargo, en este mes tan corto han pasado muchas cosas:

decisiones, iniciativas y, por supuesto, tejer. Mucho tejer y con muchos desafíos tejeriles.

Tal vez ya lo habéis advertido que en la página de Feliz y Punto ha aparecido una pestaña nueva: KALs & CALs.

 

 

¿Qué son los KALs & CALs?

 

Todo ha empezado con el súbito incremento de actividad en la página de Facebook,  gracias a una publicación de una propuesta tejeril que fue el chal LOST IN TIME

La verdad es que la pieza es tan bonita y atractiva que no me estraña el interés recibido.

Mirad:

Es un chal triangular trabajado a ganchillo desde el centro del borde superior. Se forma un anillo, a partir del cual se trabaja en filas para abajo y para fuera. Se termina con un borde decorativo y unas borlas en las 3 puntas.

Lo bueno de este proyecto es la libertad a la hora de decidir los colores y su disposición, que hace que cada proyecto sea realmente único, además de ser gratuito y disponible en castellano.

El proyecto me  gustó muchísimo desde el primer vistazo, pero como no soy muy experta con el ganchillo, ni me lo planteaba tejer.

No se que me pasó por la cabeza en aquel momento, pero lanzé la idea de tejerlo en grupo y que con la ayuda de otras compañeras también yo lo podía sacar.

A parte de la página Feliz y Punto en el Facebook, creé el grupo de trabajo LA PANDILLA DE LAS AGUJAS, vinculado a la página principal, en el que todos los miembros pudieran participar de forma activa: enseñando las labores, subiendo cuestiones, planteando dudas, etc.

Así que este era el lugar adecuado para hacer el experimento.

Cuál fue mi sorpresa y asombro, cuando en el espacio de 3 días se unieron a el más de 150 personas al grupo!!!!

Ya no había vuelta atrás: había que montar el CAL (inglés: CROCHET ALONG = tejer juntos, acompañados y KAL= knit along) como fuera.

Estudiar…

 

Lo primero que hice, fue sacarme el patrón en papel para estudiármelo bien e ir corriendo a la biblioteca para buscar algún manual decente del ganchillo.

Deciros que me se los puntos básicos de ganchillo que nos enseñaron en la escuela. De eso hace ya treinta años.

En mi vida hice en total 5 proyectos acabados: 2 cojines, un saco de compras, un vestidito y una chaquetilla para bebé.

Había que ponerse a estudiar y hacer pruebas y más pruebas…

 

 

desafíos-tejeriles

 

 

Hice una pila de pruebas ya que no estaba segura que número de ganchillo coger, si sacaba los puntos de forma correcta y además si entendía bien los abreviados en castellano.

Hasta entonces me serví de las instrucciones en polaco acompañadas por los gráficos.

Sorprendentemente no encontraba las instrucciones muy difíciles y, de hecho, hacer tantas pruebas me hizo sentir cómoda y confiada con el proyecto.

Además estaban en el grupo personas que ya lo habían tejido y con quienes podíamos contar en caso de dudas y atasco.

Busqué unos vídeo tutoriales que identificaban y explicaban bien cada punto. Los vídeos son un elemento muy importante a la hora de aprender, ya que una imagen vale más que mil palabras.

Los hilos.

 

 

Elegí los hilos de Scheepjes Catona indicados en las instrucciones del patrón. Son una maravilla!!! Algodón mercerizado en peso medio de 125m por 50 gr. Se teje casi solo 🙂

Decidí los colores: quería un chal en colores azules.

 

 

desafíos-tejeriles

 

 

Hice varias pruebas de color y el azul me resultaba muy pesado para ser el color vehicular de la pieza. Supongo que es una cuestión de gustos, pero para la primavera y verano me gustan más los colores claros.

Al final he mantenido la constelación de colores, en la cual el color dominante era el crudo.

He empezado a tejer el dicho chal para realizar el test final, e identificar eventuales dificultades por el camino.

Las instrucciones se entienden muy bien y una vez superadas las primeras 15 filas, se puede tejer sin problema!

 

Esta es mi versión de color:

 

 

 

desafíos-tejeriles

Desafíos tejeriles y organizativos

 

 

Según se aproximaba la fecha del CAL se empezaba a percibir un cierto sentido de pánico que se apoderaba del grupo. Varios miembros decían que lo veían muy difícil y tal vez inasumible.

Lo entendía perfectamente. No es lo mismo tejer presencialmente que virtualmente en grupo. No puedes girarte en el momento y pedir ayuda a la compañera.

También yo empecé a cuestionarme si realmente…..¿sería capaz de llevar y liderar este proyecto?

Si ya de por si es difícil liderar proyectos en grupo, no sería demasiado ambicioso llevar a un grupo tan numeroso a tejer, con diferentes niveles de experiencia, y además virtualmente, nuestro objetivo???

Un evento así requiere una cierta dosis de imaginación, perseverancia y motivación.

Además no todas las personas tienen la misma agilidad con las nuevas tecnologías, y puede ser éste otro obstáculo a superar.

Un verdadero desafío para mí.

Por la experiencia se, y porque me conozco, que  las mejores ideas y los mejores resultados los saco de mi misma en las situaciones que vienen acompañadas por una pizca de estrés y presión. Parece que se me activa un canal creativo extra.

En la noche de víspera se me hizo una luz e inspiración, podía hacer un foto tutorial, paso a paso.

Así lo hice. El domingo me puse manos a la obra y empecé a tejer por enésima vez las primeras 15 filas de Lost in Time.

Fue un día de frenética actividad en la red social. Menos mal que era domingo y tenía ayuda, porque durante la semana no lo podría haber hecho.

De momento esta yendo bien, el foto tutorial ha cumplido su objetivo y las participantes están contentas y motivadas con sus resultados.

Las sorpresas

 

 

Los acontecimientos de estos últimos días me hacen reflexionar sobre cómo de imprevisible es a veces el rumbo de las cosas .

Cuando inicié el proyecto del blog mi objetivo era compartir mis experiencias como tejedora, y abordar los conceptos de la Vida Lenta que son válidos para mí. De esta forma quería dinamizar, en cierto sentido, el tipo de vida que llevo desde hace un tiempo como “full time mami”. Aunque la experiencia maternal es muy gratificante y linda, a veces no deja de ser algo rutinaria, verdad mamis?

No me esperaba tanto interés por el proyecto en las redes sociales.

Mucho menos me esperaba el rumbo de los acontecimientos en forma de un CAL, guiando y ayudando a otras tejedoras.

Me encanta hacerlo, la verdad sea dicha. Me gusta ver cómo se desarrollan otras personas en sus proyectos, ver también como se superan técnica y personalmente. Es la mejor compensación.

A nivel personal esto me aporta bienestar y satisfacción, además me enseña a mi misma cosas nuevas en varios ámbitos.

Técnicamente me tengo que superar, de la misma forma que las compañeras tejedoras, en el ganchillo el cual es una labor más desconocida para mí, comparando con las 2 agujas.

Luego, a nivel organizativo, creo que es un desafío aún más importante. Como sabéis, tengo a dos niños muy pequeños que no dejan de reclamarme atención. Buscar esos momentos tranquilos para poder concentrarme no es fácil.

No dejo de recordar los momentos de mi vida laboral cuando el tiempo tenía que ser más “elástico” y todo para ayer…Pero esto es diferente. Si hacemos realmente cosas que nos apasionan, la carga de trabajo toma otro color.

 

Hagas lo que hagas, hazlo con pasión

 

Durante nuestra vida tendemos a hacer muchas cosas, por compromiso o por miedo a opiniones de otras personas.

Y son cosas que no nos motivan, o simplemente no nos gustan.

Pero, ¿qué ocurre cuando haces algo que realmente te apasiona? Hacer algo que nos encanta, que nos motiva, que nos emociona, nos hace sonreír y nos llena de energía. Por lo tanto, ¿por qué no buscar lo que de verdad te apasiona?

 

 

Busca lo que te hace feliz

 

 

¿Qué es lo que realmente te entusiasma, lo que te hace vibrar? Ese es el camino que deberás seguir. Siempre hay algo que hace que nuestro corazón lata más fuerte y que una sonrisa enorme se dibuje en nuestra cara.

Cuando eso sucede es porque estamos haciendo lo que nos apasiona.

Explora todas las cosas que te gustan, haz cursos, habla con personas que hacen lo que a ti te gusta, lee, estudia, infórmate y poco a poco verás con claridad cuál es tu sueño.

 

Cuando hacemos lo que nos apasiona, sin darnos cuenta transmitimos nuestra pasión a otras personas, porque el entusiasmo irradia.

Nuestra motivación es contagiosa y se trasmite a las demás personas con las cuales nos relacionamos.

Vuelvo a experimentar este estado especial de entusiasmo y de energía inagotable.

Me pasa siempre cuando llevo a cabo un proyecto creativo que me entusiasma. Aunque se acumulan muchas cosas a la vez, todo va saliendo bien, una idea lleva a la otra, se abren nuevas posibilidades y caminos.

Todo gracias a las sinergias de las tejedoras:-)

 

Ya os iré contando los resultados del CAL. Por ahora ya se cuece otro a dos agujas;-)

 

 

Un abrazo y Happy Knitting

 

 

Justina

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment