Rosewater – el encanto de puntos caídos

Hace unas semanas recibí un agradable mensaje de Mari Carmen de lamerceria.com con la propuesta de un pequeño reto tejeril.

Mari Carmen se fijó y le gustó mi perfil en Instagram.  Pensó que podíamos hacer algo para realzar alguno de sus bonitos hilos de DMC que ofrece en su tienda online.

Nunca antes hice este tipo de colaboración, así que pensé que podía ser divertido.

Medité el proyecto e hice una selección de patrones a los cuales les iría bien un hilo DMC natura linen, que llamó mi atención en su página de Internet.

La elección final cayó sobre Rosewater de Janina Kallio.

Esta diseñadora finlandesa me fascina desde hace mucho tiempo. Todos sus diseños respiran el aire nórdico de sencillez y líneas puras. Lo que se llama “clean” en inglés. Limpio. Líneas y diseños que no cansan, y vienen bien para cualquier ocasión.

Versátiles e intemporales.

 

 

Mi Rosewater

 

 

Este patrón es un patrón de pago. Lo bueno es que tiene la versión española.

Decir que la exigencia en habilidades lo hace muy accesible para todos los niveles. Incluso es genial para iniciarse en tejer en inglés. Todas las instrucciones son escritas y muy claras.

Para la elaboración el patrón original propone lana merino en peso fingering (400 m /100 gr) y las agujas de 4 mm. Yo decidí coger el lino a modo de un pequeño experimento, y porque tenía pendiente un chal en lino para cerrar mis proyectos veraniegos.

Si coges otro hilo con características muy diferentes, comprometes el resultado. Este experimento podría ir bien, pero también simplemente podría acabar en un desastre. (Más sobre lino.)

El borde calado consiste en una franja de calados hechos con puntos caídos. Y ya sabemos que cualquier chal, y mucho más uno con tanto calado necesita un buen blocking ( leer más sobre el ahormado) para que sea presentable y luzca.

Otro cambio que decidí hacer, fue en el tamaño.

El lino es poco elástico y, al contrario de la lana, aumenta muy poco sus dimensiones. Por consiguiente, le añadí 40 puntos  al recuento original.

En total utilice 500 metros de hilo en peso 150 m /50 gr y las agujas de 3,75 mm.

Puntos caídos técnicamente

 

 

Un punto caído ( dropped stitch en inglés) es generalmente la pesadilla de cualquier tejedora.

Sin embargo, un punto caído intencionado puede crear un hermoso adorno en la prenda.

La caída intencionada de puntadas crea una elegante apariencia alargada.

El punto caído es un patrón simple que nos permite crear un calado más abierto y aireado.

Una sencilla técnica de echar hebra es todo lo que necesitas para agregar un poco de elegancia desenfadada a tu prenda.

El patrón crea una tela elástica perfecta para un chal o una camiseta de verano.

Este es una gran opción para quienes buscan un patrón simple, pero espectacular, para tejer mientras miran televisión.

El uso de puntadas sueltas creará caídas más grandes, mientras que las más apretadas producirán caídas más pequeñas. Asegúrate de mantener constante la tensión para obtener el mejor efecto.

En las imágenes abajo verás más ejemplos de patrones que llevan “dropped stitches”.

Ejemplo de patrón de punto caído

Hay muchos diseños que de una forma u otra incorporan este sencillo punto. Otro diseñador, que está en mis interminables pendientes, que los utiliza muy a menudo es Kieran Foley.

La segunda imagen de arriba es de su chal Aran Waves, y la tercera del Echo Beach.

Como cambia el aspecto del calado comparando con un simple echar hebra, verdad?

 

 

Happy knitting

 

 

Justina

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment