Tejer calcetines – anatomía del calcetín.

 

 

 

La diferencia entre un par de calcetines tejidos a mano y los de la tienda es algo así como la diferencia entre el algodón y la cachemira.

Sin quitarle valor al algodón, pero la cachemira es realmente un bombón…

Si alguna vez te has puesto un par, sabes que ponerte unos tejidos a mano equivale a una excepcional felicidad cálida y acogedora en los pies.

Así que incluso si eres una tejedora principiante, vale la pena el esfuerzo.

Pero antes de hacer nada, creo que es importante explicar que significa realmente tejer calcetines, conocer algo de la anatomía del pie y si son tus primeros, darte algún consejo.

Además nuestra amiga Isabel Ciudad ha creado un grupo en el Facebook dedicado a la ciencia calcetinera ;-). Es una unidad de aprendizaje donde encontrarás de manera ordenada todas las utilidades para tejer fácilmente un par de calcetines.

Si te apetece acceder al grupo de CALCETA CALCETINES pincha AQUí.

¿Por qué tejer calcetines?

 

 

Es divertido, una vez aprendido el cómo.

Es un proyecto portátil durante los viajes y fácil tenerlo a mano en cualquier lado.

Puedes hacer un calcetín para que se ajuste a tu gusto y pie.

Puedes elegir el contenido exacto de fibra de tu calcetín.

Puedes usar todo tipo de colores divertidos!

Expandirás tus habilidades como tejedora mientras aprendes a tejer calcetines.

Anatomía del calcetín

 

Para empezar os enseño una ilustración de un calcetín con todos sus componentes, los que hay que tener en cuenta cuando se diseña un calcetín.

Si uno de los factores no está bien trabajado, el andar se vuelve poco confortable.

Cada pie es distinto y tejiendo nuestros propios calcetines nos permite controlar todos estos puntos.

Cada calcetín se compone de 7 partes:

 

 

anatomía-del-pie

 

 

 

ad 1. La caña se teje muchas veces como elástico 1×1 o 2×2. Su función es prevenir que el calcetín se escurre para bajo.

ad 2. La pernera. Es la parte más visible del calcetín. Aquí se puede tejer de todo: dibujos coloridos, trenzas, punto fantasía para todos los gustos y colores.

ad 3. La solapa del talón. La pernera está construída de tal manera que la mitad de los puntos se utilizan para tejer la solapa del talón. La solapa se teje en plano, mientras la otra mitad de los puntos se mantiene a espera. Es importante que esta parte sea reforzada para que tenga un poco más de durabilidad .

ad 4. La vuelta del talón se moldea muchas veces utilizando las vueltas cortas para crear una forma redondeada que se ajuste al talón. El talón puede tejerse de diversas maneras dependiendo del diseño y de su creador.

ad 5. El empeine se teje para unir los puntos del talón con los restantes puntos para hacer el pie. En esta parte hay que disminuir la cantidad de puntos para ajustar el tamaño de la parte del pie. Al disminuir se forma un triángulo.

ad 6. El pie debe ser tejido en el tamaño exacto del tamaño del pie. Es un aspecto muy importante para garantizar el confort a la hora de ponerse los zapatos.

ad 7. La puntera se puede trabajar de varias maneras, pero la más corriente es que se tejan simultáneamente disminuciones  en los laterales en cada segunda vuelta. Hay varias maneras de formar la puntera.

Medir el pie

 

 

La mayoría de los patrones de calcetines utilizan el tamaño basado en la circunferencia del pie.

Pero esa no es la única parte del pie que necesitarás medir para lograr un buen ajuste. Hay todo tipo de otras opciones de personalización de medidas, como la longitud de la pernera y la longitud del pie.

En otro artículo ya os hablé sobre positive y negative ease  ( leer más) – el espacio ” extra” que consideramos en cada patrón, y del cual depende si una prenda es holgada o ajustada. Podemos definir este espacio que ofrece una prenda como positividad o negatividad.

Sin embargo, con los calcetines, la holgura no es algo bueno.

Si los calcetines tienen demasiada holgura o positividad, se nos escurren de los pies y se amontan alrededor del talón. 

Para resolver este problema ten en cuenta que tus calcetines tengan un ajuste “negativo”. En otras palabras: que el calcetín se extienda sólo un poco para que se ajuste bien.

Lo que debes saber de tu pie:

  • La circunferencia del pie en el punto más ancho.
  • El largo de la pernera ( la caña incluida).
  • El largo del pie. Se mide desde la parte posterior del talón hasta el dedo más largo.

Unas palabras sobre la construcción

 

Los calcetines se pueden tejer:

  • de arriba hacia abajo ( ingl. top down),
  • o desde la puntera hacia la caña ( ingl. toe up)

Si montamos o rematamos puntos de calcetines, lo hacemos con un método que garantice la máxima elasticidad de la caña.

Hay que tener en cuenta que tanto las punteras como los talones pueden ser tejidas de varias maneras. Las punteras podemos tejer en espiral o disminuyendo puntos si tejemos de arriba hacia abajo. Si empezamos el calcetín por la puntera, hay la opción de vueltas cortas o con aumentos.

Los talones también pueden ser tejidos de distintas maneras. Podemos hacerlo, entre otros, con vueltas cortas, de manera redondeada (ingl. french heel) o rectangular (ingl. squere heel). En las últimas 2 se teje primero la solapa y después el empeine.

La parte del talón se puede reforzar utilizando patrón de puntada específico.

Toda esta información está recopilada por Isabel y disponible en el grupo de Calceta calcetines.

Tips

 

Material:

 Si eres principiante elije un hilo de peso más grueso como Sport o DK. Lanas fingering son más difíciles de trabajar y controlar. Cuando no tienes que preocuparte por el hilo, puedes centrarte más en las técnicas. Sólo recuerda que si tejes calcetines con lana más gruesa, podrías terminar con algo más parecido a un botín o zapatilla que un calcetín tradicional para utilizar con tus zapatos.

La lana es ideal para tejer calcetines. Es cálida, absorbe humedad del pie y es elástica. Pero claro, toda la lana no es igual. Tienes que tener en cuenta su durabilidad, así que elige una con torsión fuerte o incluso con un pequeño porcentaje de nailon o tratamiento superwash, si no quieres lavarlos a mano.

 

Muestra de tensión:

Aquí una muestra de tensión es de suma importancia. Realmente no puedes saltártela cuando tejes calcetines, lo siento.

El control de la tensión es esencial para asegurarte de que tus calcetines terminados se ajusten a tus pies. Como los calcetines se tejen en circular, tu muestra también debe tejerse en circular. La tensión varía entre tejido plano y circular.

 

Agujas

Los calcetines deben ser elásticos y el tejido más denso de lo normal. Para tejer calcetines se suelen utilizar agujas más pequeñas de las recomendadas por el fabricante.

Como los calcetines se tejen en circular, las agujas utilizadas son las 5 de doble punta o agujas circulares. Depende del gusto de cada tejedora. Para principiantes se recomienda las de bambú que tienden a tener un poco más de agarre.

 

Patrón

Comienza con un patrón simple.

Puedes encontrar todo tipo de hermosos diseños para calcetines que incluyen trenzas, encaje, puntadas decorativas y más. Esos patrones definitivamente merecen un lugar en tu lista de “tejer”, pero podrían no ser la mejor opción para los novatos.

En su lugar, opta por un patrón simple (piensa en punto bobo o jersey) que te permita concentrarte en la construcción.

Confía en el patrón.

Sigue los pasos, sin prisas, no te asustes con las vueltas cortas, dimensiones reducidas del tejido. No todo sale a la primera y tirar del hilo hace parte del proceso.

 

Montar puntos

La caña debe tener bordes muy elásticos. Se recomienda el montaje de tallo largo o “german twisted cast on”, entre otros.

 

Kits

En caso de duda, compra  un kit.

Si no estás segura de como elegir un patrón, hilo y agujas, hazlo sencillo y compra un kit para tejer calcetines! Los kits de tejido incluyen un patrón de diseño, más el hilo que necesitarás para hacer los calcetines. Todo lo que tienes que comprar es tu propio juego de agujas circulares o de doble punta.

Como elegir la lana para los calcetines

 

 

En el apartado de “TIPs” más arriba, he comentado que la lana para los calcetines es la mejor.

Pero claro, tenemos todo tipo de lana.

Encontrar tu lana de calcetines perfecta es algo muy personal. Cada tejedora tiene sus propias preferencias y descubrir qué lana funciona, a menudo, es una cuestión de prueba y error.

En mi opinión lana es la mejor opción por varias razones: es cálida en invierno y refresca en verano, absorbe humedad del pie y es elástica.

Lo mejor sería lana 100% y sin tratamiento superwash para poder garantizar todas las ventajas de la lana ( leer más sobre lana).

No obstante para facilitar nuestra vida una lana superwash con al menos el 75%  y un contenido del resto, 25%, de fibra de nailon cumple con su objetivo en la perfección.

Además el extra de fibra sintética hace con que las prendas ganan más durabilidad.

Las fibras delicadas, como la seda, el angora y la cachemira, no son las mejores opciones para los calcetines.

No son lo suficientemente fuertes para soportar la abrasión y se desgastarán rápidamente. Sin embargo, si realmente quieres tejer con estas fibras, te recomiendo utilizar una mezcla.

Los hilos de calcetines vienen en todo tipo de grosores. Personalmente, prefiero un calcetín de lana fina tipo fingering (conocida como sock o 4 ply), ya que es más cómodo de llevar y puedes ajustarlo para que se adapte mejor a tu pie.

Lo bueno es que en nuestro grupo encontrarás todo tipo de referencias y consejos a lanas concretas:-)

Si te apetece lanzarte a la aventura calcetinera, visítanos en el grupo. En breve haremos un pequeño reto tejeril de calcetines para principiantes.

Espero encontrarte ahí 🙂

 

Créditos: La imagen de la portada es del patrón super fácil RYE de Tin Can Knits.

Las otras imágenes de calcetines proceden de Pinterest.

 

 

Happy Knitting

 

 

Justina

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment